Válvulas de seguridad en la industria

con No hay comentarios

Las normas de seguridad y los mecanismos ideados para llevarlas a cabo siempre son importantes, pero es evidente que existen contextos determinados en los que su control y acatamiento es aún más vital si cabe. Un ejemplo de ello sería el entorno industrial, el que cual se manejan gran cantidad de materiales y de procedimientos distintos que, a menudo, pueden tener reacciones que deben ser controladas sin daños. Y es que, además de los potenciales daños estructurales o materiales que se pueden llegar a sufrir, hay que tener en cuenta algo más esencial: la seguridad de los trabajadores que ejercen sus tareas en estos contextos.

Es por esa razón que existen componentes tan importantes como, por ejemplo, la válvula de seguridad. Estos mecanismos, también denominados válvulas de alivio (de presión) funcionan aliviando la presión interna cuando se supera el umbral marcado. Las válvulas liberan los fluidos contenidos, de manera que se evitan circunstancias de gran peligrosidad como por ejemplo explosiones o fallos diversos tanto en los equipos donde se encuentran como en los mismos sistemas de tuberías. Entre sus funciones, controlan procesos enviando fluidos a determinadas partes según las necesidades. También existen otras válvulas conocidas como “de alivio de presión y temperatura” que se activan cuando la temperatura supera ciertos límites.

El mecanismo de estas válvulas hace que se abran cuando se presenta una presión determinada, fijada como excesiva o límite para iniciar el proceso. De esta manera, se alivia la presión ejercida gracias a la liberación del fluido existente en el recipiente o tanque. Siempre, a la hora de planificar la instalación o inclusión de dichas válvulas, tenemos que asegurarnos que cumplen con las normativas relativas a ello; esto es fácil si compramos las válvulas a empresas especializadas. Por norma general, estos mecanismos suelen estar disponibles en varios materiales y conexiones, para poder adaptarse a diferentes sistemas y tipos de necesidades. Un ejemplo de ello lo encontraríamos precisamente en las conexiones, ya que pueden ser soldadas, pero también de rosca o de brida.

Aunque su presencia es muy tangible en el contexto industrial, lo cierto es que también podemos encontrar estas válvulas tanto a nivel doméstico como a nivel comercial, donde su presencia resulta también muy importante, como por ejemplo en los calentadores de agua. Volviendo al contexto industrial, es importante tener en mente que no todos estos aparatos se encargan de llevar el fluido al exterior; existen fluidos de tipo peligroso que necesitan ser expulsados a contenedores industriales para que no provoquen daños.

Dejar un comentario