¿Qué pasos debo de dar si quiero opositar?

con No hay comentarios

El primer paso para opositar es hacerse con un listado de todas las oposiciones a las que te podrías presentar con tu nivel de estudios y preparación. Una vez que sepas qué es lo que puedes hacer descarta, si procede, aquellos trabajos que por alguna causa no quieras ejercer, ya sea porque sus temarios son muy diferentes del resto de los que vas a preparar ya sea porque el tipo de trabajo no te atrae.

Imagina que decides que quieres opositar a justicia, concretamente al cuerpo auxiliar, pues ya puedes ir buscando oposiciones para el cuerpo auxiliar judicial para saber si hay alguna convocatoria abierta. Si no la hay, puedes ver cuándo ha sido la última convocatoria para saber, de forma siempre aproximada, cuánto puede faltar para las siguientes oposiciones.

¿Está en examen convocado?
No te preocupes si no hay convocatoria todavía, es incluso mejor ya que si quieres opositar lo bueno es que tengas tiempo para hacerlo. No se trata de apuntarte a un examen que se va a celebrar en dos o en cuatro meses, sino que es preferible tener mucho tiempo por delante para prepararse.

Si, por el contrario, ves que el examen está muy cerca, tampoco te agobies. Si todavía estás a tiempo echa tu solicitud. Empieza a estudiar y, aunque sepas que no tienes demasiadas posibilidades, preséntate. Se trata de que tengas la experiencia de pasar un examen de oposición y así ver como es. Te quitarás parte de la ansiedad para la siguiente convocatoria.

Ahora, necesitas tu material
Una vez que sabes a qué vas a opositar necesitarás el material para estudiar y prepararte. Lo habitual es comprar el temario teórico para tus exámenes y también un temario práctico si se corresponde. En algunos casos, también es posible obtener ejemplos de exámenes de otros años para poder ver cómo suelen plantearse los ejercicios.

Con todo esto puedes optar por dos caminos, el de estudiar por tu cuenta, para lo cual necesitarás mucha fuerza de voluntad o bien hacerlo con ayuda. Hasta ahora, esto suponía anotarse en una academia e ir a clase dos o tres veces por semana. Pero ahora se puede ir por una vía alternativa, la de las academias en línea.

Las academias en línea no solo dan clases online, también ofrecen toda una serie de herramientas a sus alumnos para poder llevar a cabo sus estudios con facilidad.

Dejar un comentario