Menorca, una isla con encanto.

con No hay comentarios

Viajar a una isla puede ser una experiencia exótica para muchas personas. Nunca es conveniente idealizar un sitio o verlo con un prisma excesivamente poético, eso es cierto; pero para aquellas personas que viven en el centro continental el resto del año, rodeados de montañas y tal vez pasando más frío del recomendable en meses primaverales o de veranos, ir a una isla soleada en verano puede ser una experiencia única. Al fin y al cabo, se trata de un espacio geográfico rodeado de mar. Ese mar está en el norte, en el sur, en el este y en el oeste; y, si bien para algunas personas eso puede ser agobiante, para otras es relajante, pues les ofrece una sensación de bienestar ver el mar en calma, el brillo del sol sobre el horizonte, o sencillamente escuchar el sonido de las olas.

En España, tenemos la suerte de contar con dos archipiélagos, a cuál más extraordinario para perderse unos días en un universo de flora, fauna y, por supuesto, costa. No obstante, muchas de estas islas, como Gran Canaria, Tenerife, Mallorca o Menorca, nos ofrecen también un sinfín de posibilidades de diversión urbanas. Al fin y al cabo, no hablamos de islas despobladas, y es tan sencillo nadar en el mar y disfrutar de deportes acuáticos, como cenar en un italiano o ir a tomar unas copas a la zona céntrica. Por otro lado, no debemos olvidar las innumerables opciones vacacionales en cuanto a apartamentos, hoteles y villa. Por ejemplo, el alquiler de casas en Menorca es una opción ideal si queremos sentirnos un poco como en casa, solo que mejor.

 

 

 

Porque alquilar una casa no solo supone disponer de un espacio amplio, cómodo y muy íntimo que aprovechar con la pareja, la familia y los amigos. También suelen ser edificaciones muy bien ubicadas junto al mar o cerca de él, con lo cual las vistas de la isla suelen ser espectaculares. Por otra parte, no podemos descartar en ningún caso la presencia de piscina. Una villa, es decir, una casa alquilada en este precioso destino isleño, puede ser el punto medio ideal entre un apartamento o un hotel, y un bungalow, cuyo estilo es bastante más familiar. La cuestión es que, elijamos el alojamiento que elijamos, tenemos Menorca a nuestra disposición, y un fin de semana en un sitio tan encantador rejuvenece a cualquiera. Después, podemos visitar las demás.

 

Puedes ver otras publicaciones relacionadas con MnkVillas y Menorca en:

MNK Villas

Alojarse en Menorca, un cuento de hadas

MNK Villas

Como verás, Menorca es un destino muy solicitado y actual, y tú ¿qué opinas?

Dejar un comentario