¿Quieres probar la experiencia de una casa flotante?

con No hay comentarios

Necesitar irnos de vacaciones no es algo nuevo. De hecho, si somos lo bastante honestos, admitiremos que nos encantaría irnos a un sitio diferente cada mes. Sin embargo, el trabajo y la vida adulta, sinónimo de responsabilidad, no nos permiten disponer del tiempo libre que necesitaríamos para ello. Peor aún, seguramente no tengamos ahorros o recursos suficientes económicos para planear más de unas vacaciones al año, con suerte dos o tres. Por lo tanto, cada momento de libertad plena y dinero del que dispongamos para irnos de vacaciones debe ser bien invertido; y si es en algo único y original, tanto mejor. En ese sentido, ¿qué tal suena el alquiler de casas flotantes?

A simple vista este concepto nos suena a ciencia ficción. Una casa que flota, pensamos, es una casa voladora, y eso es imposible. A menos, claro está, que flote sobre el agua, sobre ríos y lagos. Resulta que eso existe y resulta que está más cerca de casa de lo que pensamos, porque podemos encontrar casas flotantes en España. Por ejemplo, en Cádiz, donde además podemos disfrutar de su cultura, su gastronomía y, si viajamos en los meses estivales y de mayor bonanza, de un clima soleado y agradable. De hecho, podemos viajar en compañía o en solitario, si somos personas introvertidas que desean una experiencia única en solitario. ¿Por qué no?

Sin lugar a dudas, eso último suena bien en el contexto de la pandemia. Queremos unas vacaciones seguras y eso implica no estar en contacto con gente si podemos evitarlo. Las casas flotantes nos pueden ayudar a conseguirlo, ya que, además de ser alojamientos individuales plenamente equipados, flotan. Sí, algo tan simple como eso, están sobre el agua, y no junto a carreteras y senderos con gran afluencia de personas. Desde luego, disfrutar de unas bonitas vacaciones en el Mediterráneo es todavía mejor si probamos la experiencia.

¿El único pero? Que seguramente queramos repetir. Pero eso, al final, parte de algo positivo: alojarnos en una casa flotante nos ha parecido tan mágico, tan fuera de lo común, que no nos importará nada volver a hacerlo.

Dejar un comentario