Ser visible es sinónimo de óptimo posicionamiento

con No hay comentarios

Estar posicionado es importante en todos los aspectos de la vida; tomar posición en cuanto a ideas, formas de pensar, estar bien posicionado en el mercado laboral, una buena posición económica, un óptimo posicionamiento académico y cultural… y así podríamos seguir con muchos otros aspectos de la vida.

Y, como no podía ser menos, no debemos olvidarnos del posicionamiento web. Ya todos hemos oído hablar de posicionamiento SEO, posicionamiento SEM, posicionamiento en Google, el principal buscador… El universo de internet se ha instalado en nuestras vidas y, cada día, millones y millones de usuarios realizan todo tipo de acciones online, compras, contratación de servicios, búsqueda de vuelos, comparación de préstamos, encontrar el amor de tu vida, o hacer amistades… por todo esto, ya nos podemos hacer una idea sobre la importancia de aparecer en los primeros puestos de búsqueda en Google. 

Cuando los usuarios acceden a internet para buscar una empresa para contratar un servicio, o un comercio para comprar un producto, en definitiva y, sea lo que sea lo que anden buscando, estos usuarios van a dirigir su atención a aquellos negocios que aparecen en los primeros puestos de búsqueda; de hecho, si nuestros productos o servicios no se muestran en la primera página, los posibles clientes no van a acceder a nuestra web, somos invisibles.

Entonces, es lógico deducir que, o bien disponemos de un buen posicionamiento web, o bien, somos invisibles para usuarios que podrían estar interesados en nuestra actividad empresarial o comercial, y que, al acceder a nuestra página web y comprobar que es lo que estaban buscando, se convertirían, inexorablemente, en nuestros clientes.

Nuestros productos son muy buenos, nuestros servicios son impecables, pero ¿de qué nos sirve, si nadie nos visita, nadie visualiza nuestra web, y por tanto, nadie comprueba la calidad de nuestros productos o nuestros servicios, o lo que sea que ofrecemos al mercado?

¿Que se deduce de todo esto? pues muy sencillo, al igual que invertimos para que nuestra empresa ofrezca la mejor calidad a sus clientes, también deberíamos invertir para un posicionamiento SEO que nos proporcione los resultados que esperamos. 

Por cierto, hemos empleado el término invertir, porque se trata de una inversión, no de un gasto. Invertir es, aunque ya todos lo sabemos, emplear un dinero en algo que sabemos que a corto, medio o largo plazo, no solo vamos a recuperar el dinero empleado, sino que lo vamos a recuperar ampliamente y a lo largo del tiempo.

Cuantos más usuarios accedan a nuestra web, más posibilidades de que estos usuarios se conviertan en clientes; y obvio, cuantos más clientes, mayor volumen de ventas o de contratación de servicios y, por tanto, mayores beneficios, que es, en definitiva, lo que se persigue cuando montamos un negocio.

Vamos a poner un ejemplo muy significativo, cuando vamos a montar un negocio tradicional, a pie de calle, una asesoría, un despacho de abogados, una tienda de moda o de electrónica… es muy importante que el negocio se encuentre ubicado en una zona de gran trasiego de personas, una avenida principal, una calle en el centro histórico de la ciudad, porque lo que pretendemos, es que nuestro negocio sea visible por el mayor número de personas posible para ampliar las posibilidades de que nos visiten. Mientras que si nos instalamos en una calle escondida y no muy transitada, el alquiler o la compra del local nos saldrá mucho más económica, pero, sin embargo, difícilmente cubriremos lo gastado, si muy pocas personas acceden a nuestro negocio.

Pues, exactamente lo mismo, ocurre en el mundo online. Google sería la gran avenida principal, en la cual, queremos ubicar nuestra empresa, y ubicarla, en los primeros puestos de búsqueda, para ser visibles por el mayor número de usuarios y posibles clientes potenciales.

Y para alcanzar esos primeros puestos de búsqueda, hay una serie de estrategias de posicionamiento SEO a utilizar para lograrlo. Contenidos de calidad, originales, palabras clave adecuadas, redes sociales, análisis y estudios de resultados, lanzamiento de campañas, etc

Y, otra cosa importante a tener en cuenta es que Google cambia continuamente los requisitos y condiciones para posicionar una web en los primeros puestos de búsquedas, de tal manera que, lo que antes servía, ahora no. El posicionamiento SEO es un trabajo continuado en el tiempo, con análisis previos, estudios de resultados y comprobaciones; y solo, teniendo los conocimientos necesarios y la experiencia, seremos capaces de lograr el ansiado posicionamiento y, tan importante como lograrlo, permanecer en el puesto.

Y terminaremos estas líneas, haciendo alusión a una frase que describe muy bien este tema: “La guerra del posicionamiento se desarrolla en los buscadores, mientras que la de la conversión, se da en el sitio web.” 

Entonces, el posicionamiento SEO o posicionamiento orgánico y el posicionamiento SEM o posicionamiento de pago, son dos piezas claves para obtener los resultados que nos encumbren a los primeros puestos de búsqueda y a la posterior conversión de usuarios en clientes.

Deja un comentario