Cómo administrar el dinero una crisis

con No hay comentarios

Las crisis son circunstancias excepcionales para todas las personas, representan una ruptura respecto a la normalidad que no pasa desapercibida en ninguna de las facetas de la vida. No obstante, la mayoría de las crisis se pueden superar a partir de actuar inteligentemente en ciertos aspectos, como los siguientes dos.

Alimentos

Hacerse con alimentos es prioridad durante una crisis, cuando la vida cotidiana se interrumpe es necesario garantizar la abundancia de comida para el consumo de tu familia, por lo que tienes que comprar alimentos para contar con un buen suministro en el transcurso de la crisis. Si tienes alimentos en casa podrás desentenderte de esa preocupación mientras dure la coyuntura.

Es importante que no acapares alimentos cuando compres, es una práctica que perjudicará a las demás personas y también a ti porque tal vez gastes más dinero del que podías, lo que hará entrar en una situación económica complicada que no puedes resolver del todo con créditos urgentes. Asegúrate de comprar cantidad suficiente de alimentos de manera que tengas la capacidad de almacenarlo y no acabes su existencia para otros.

Los alimentos que compres deben ser variados de manera que tengas una alimentación balanceada durante la crisis. Puede ser muy peligroso para ti y para los tuyos consumir solo una clase de alimentos porque no absorberían los nutrientes necesarios para gozar de buena salud. Siendo así, es muy importante que diversifiques la compra de alimentos para así tener una dieta adecuada.

Servicios básicos

Los servicios básicos cobran mayor importancia durante las crisis, son los pilares para la convivencia sostenible en el entorno familiar y para retener cierta normalidad mientras transcurre la coyuntura. El pago de los servicios básicos es una necesidad que debes continuar en pro de mantener la estabilidad en tu grupo familiar y de ti mismo.

Pagar los servicios básicos será fácil si no has incurrido en compras nerviosas, te bastará hacer uso de tus ingresos corrientes para hacer seguir contando con ellos y asegurar su presencia en el entorno familiar. Si estás corto de dinero, puedes solicitar minipréstamos para atender este y otros casos puntuales sin tener que lidiar después con cuotas pesadas.

No malgastar tu dinero es una manera de garantizar el pago de los servicios básicos, si eres una persona que aplica un control férreo sobre el dinero que recibes y el que gastas no tendrás problemas para seguir contando con electricidad, gas, internet y agua en tu hogar, que son elementos que te ayudarán a seguir percibiendo cierta normalidad durante la coyuntura crítica.

Deja un comentario