¿Qué es el outsourcing en el marketing digital?

con No hay comentarios

El Outsourcing es un término en inglés que se puede traducir como ‘subcontratación’, ‘externalización’ o ‘tercerización’. En el mundo empresarial, designa el proceso en el cual una organización contrata a otras empresas externas para que se hagan cargo de parte de su actividad o producción que puede desempeñado de forma más eficientemente.

Cuando se habla de outsourcing marketing digital se trata de delegar tareas internas a personas que están fuera de la organización pero que son expertos en la materia. Normalmente se trata de servicios que no forman parte de la actividad principal de negocio.

Ocurre  generalmente con las pymes (microempresas, pequeñas empresas y medianas empresas)  y con las empresas B2B (negocio entre empresas, donde una generalmente es mayorista) que no tienen capacidad de poder sustentar su propio departamento de marketing.Campañas SEM, diseño y desarrollo web, estrategias de contenidos para redes sociales son algunos de los servicios que pueden llegar a necesitar estos departamentos.

Es buena idea buscar a una agencia de marketing digital para realizar este trabajo, dado que si una empresa quiere vender más y aprovechar el marketing digital, sabe que requiere tener un sitio web, ya sea para tener una tienda en la web, tener un diseño adecua, una correcta publicidad online y que tenga impacto en las redes sociales.

Para hallar a la agencia indicada, es importante ver más allá del presupuesto. Debe ser una capaz de entender lo que necesita tu empresa y contar con la experiencia suficiente para hacer lograr los objetivos que se han propuesto. No  te dejes llevar si la empresa es demasiado complaciente o que no te confronta.

Las principales razones para llevar a cabo el outsourcing en el marketing digital son: 

  • Reducir responsabilidades.
  • Para ampliar tus servicios.
  • Para sondear nuevas áreas de negocio.
  • Para crecer como empresa.

Entre los aspectos que se puede externalizar en marketing digital esta la gestión de redes sociales, la creación de contenidos, el posicionamiento en Google, publicidad y el análisis de resultados.

Las ventajas son variadas. Destaca que es una forma rentable de conseguir este servicio, dado que se recurren a estos solo en el momento en el que realmente se necesitan, con un presupuesto cerrado, y con un coste por contratación inferior al que implicaría tener en plantilla a un equipo especialista exclusivo. 

Al ser más rentable se ahorra, ya no hay que preocuparse por costes laborales, vacaciones y similares. La especialización y profesionalización es otro factor, ya que son expertos en diferentes nichos de mercado industrial y disciplinas de marketing. Además, actualizan sus conocimientos de forma constante.

Deja un comentario