Reutilizar palets, salva el planeta

con No hay comentarios

 

 

La noticia de los incendios forestales que ha azotado áreas del norte y del sur peninsular, como Galicia, Asturias o incluso las Islas Canarias, son desalentadoras. Sin embargo, hay algo que duele incluso más que todas esas hectáreas quemadas, la flora y fauna perdidas y las víctimas en general, y es, la poca concienciación de la sociedad española y mundial sobre el problema capital de los incendios y de la quema de madera. Eso nos lleva a otro problema: la tala de árboles. Sea cual sea, todo ellos están íntimamente relacionados con el problema de la deforestación, una de las principales causas de la contaminación por exceso de zonas urbanas y, por extensión, del calentamiento global.

 

En otras palabras, si las personas que tenemos la relativa suerte de vivir en el «primer mundo» supiéramos realmente hasta qué punto el problema de la deforestación nos afecta a todos y, cómo nuestros hijos, nietos y bisnietos van a tener que vivir en un mundo muy diferente al nuestro y notablemente más distinto debido a ello, como mínimo conoceríamos el negocio de la compra de palets. Los palets son, por así decirlo, bases de apoyo hechas en madera para cargar y transportar diversos objetos de envergadura. Ahora bien, ¿qué se hace con ellos cuando han sido utilizados? Si aquel que lo ha usado pertenece al grupo de «pocos concienciados por el problema de la pérdida masiva de bosques», seguramente tirarlo y contribuir un poquito más a la imparable contaminación.

 

Por eso, existen empresas que se dedican a adquirir los palets a la venta, es decir, vendidos por las personas más sensibilizadas con el reciclaje, para así poder reutilizar la madera con la que han sido construidos. De ese modo, el ciclo de uso de materiales no es lineal, sino circular y ello paraliza el crecimiento del porcentaje de contaminación en cada zona del planeta. La compraventa de palets es por lo tanto, una de las soluciones para detener este abuso indiscriminado de la tala de árboles. Pero no es la única y, desde luego, no es la deforestación lo único que hace posible el cambio climático.

Dejar un comentario