Los beneficios de la cooperativa de viviendas

con No hay comentarios

 

 

¿Cuántos de nosotros no hemos cerrado los ojos alguna vez para imaginar que, como aquellos personajes norteamericanos de clase media-alta de nuestras películas hollywoodienses favoritas, podemos diseñar y construir nuestra propia casa? Quizás una vivienda rústica de dos pisos junto a un lago, tal vez un chalet en una urbanización agradable ideal para que crezcan nuestros hijos o, tal vez, sencillamente un piso céntrico completamente reformado a nuestro antojo. Ficción, ¿verdad? Pero ¿y si les dijese que hay sitios en España que hacen posible que algo así se pueda hacer? Es posible que, de entrada, no lo crean, pero así es. Porque los negocios de las casas en venta no siempre se adaptan a las viviendas ya existentes y erigidas tiempo atrás por alguna inmobiliaria. Porque, por un precio en absoluto desorbitado, puedes elegir el tipo de casa que te gustaría tener.

 

Y no solo eso, también el emplazamiento ideal. Estamos hablando, por supuesto, de empresas que centran su negocio en la cooperativa de viviendas; o, dicho de otro modo, compuesta por clientes que, unidos por el objetivo común de tener el mismo tipo de espacio en el que vivir, las consiguen a precio de coste, gracias a la denominada sinergia de grupo. Además de eso, este tipo de empresas ponen a disposición de las personas interesadas, los arquitectos y, por supuesto, un catálogo de opciones atractivas, lo que aumenta todavía más las posibilidades. Llegados a este punto, el sueño de adquirir algún día ese concepto de cuento de hadas, esa casa de nuestros sueños, no parece tan imposible ni improbable, ¿verdad?

 

Añadan a la mezcla factores arriba mencionados, como el coste de criar a los niños en un nuevo hogar. En ese sentido, esta opción también es viable gracias a las numerosas formas de pago y de financiación que ofrece, como los pagos de construcción. Si encima el alta es gratuita y el cliente no tiene por qué comprometerse si se adscribe a un grupo de interés, ¿cuál es el fallo de la cooperativa de pisos? En definitiva, nunca viene mal tener conocimiento de la existencia de opciones inmobiliarias innovadoras.

Dejar un comentario