Fondos de ahorros para emergencias sanitarias

con No hay comentarios


Aunque la Seguridad Social sea el bastión de la sanidad pública en España y hay que defenderlo frente a los consorcios y los copagos de la sanidad privada, la realidad actual es que a menudo necesitamos recurrir al sector privado no solo para acortar las listas de espera y obtener un servicio de calidad en caso de emergencias o casos graves, sino en lo que respecta también al sector de la odontología.

Porque a día de hoy la sanidad dental no es gratuita más allá de operaciones especialmente traumáticas para el cuerpo, como extracciones dentales, o asesoramiento, obtenido en todos los casos en la SS. Los niños disponen de más alternativas para su salud bucodental.

En cualquier caso, esta es la realidad sanitaria que tenemos ahora en nuestro país. ¿Hay que luchar por una sanidad pública gratuita y universal para todos y todas? Sí. ¿Debemos ser precavidos y disponer de un fondo de ahorro para emergencias médicas mientras lo conseguimos? También. El activismo es necesario, pero no debemos anteponerlo nunca a nuestro bienestar ni es buena idea ignorar la realidad económica que tenemos a día de hoy. Dicho de otro modo, a veces hay que pagar si queremos estar sanos, y esto es lo que hay en una sociedad capitalista que no es precisamente amable con aquellos que no llegan a fin de mes o utilizan créditos rápidos online para sobrevivir a enfermedades o accidentes particularmente graves. Los seguros, por ejemplo, cubren lo segundo.

No es mala idea utilizar préstamos rápidos con ASNEF o cualquier otro tipo de crédito si ocurre algo inesperado que no podemos solventar con nuestra nómina mensual, pero crear esa cuenta de ahorros sanitaria debería ser obligatorio, y nos ayudaría a gestionar mejor esas circunstancias.

Hay muchas maneras de hacerlo, pero una de ellas es establecer un fondo de ahorros común para todas nuestras necesidades y gestionar un documento de texto dividido a partes iguales; por ejemplo, «sanidad», «universidad» o «viajes», dando prioridad en función de lo que más necesitemos y lo que más importante sea para nuestra vida o nuestra supervivencia. Las consecuencias serán positivas.

Deja un comentario