¿Cuándo conviene solicitar un préstamo?

con No hay comentarios

Son un instrumento financiero útil en varios casos en los que necesitas un crédito instantáneo, mucho antes antes de lo que puedes conseguir por cuenta propia, para adquirir productos y servicios a tiempo. Esto se podría resumir a obtener el dinero de forma inmediata podrías conseguir con tu próximo salario, o incluso con el ahorro de años.

Además de la comodidad, la inmediatez de los préstamos implican una forma de ahorro si se emplean correctamente. Es una decisión que a simple vista parece arriesgada, pero en realidad todo depende de la situación financiera de cada quién.

Por otro lado, siempre es mucho mejor recurrir a entidades financieras o prestamistas que a amigos y familiares porque así se tienen claras las condiciones desde el principio, y se tienen que respetar. Así ambas partes quedan protegidas de cambios, y se pueden planificar las finanzas para lograr a tiempo los pagos de los préstamos.

Situaciones ideales para solicitar créditos

  • Hacer crecer un negocio. En este caso el préstamo sirve como una inversión porque así se pueden adquirir equipos, materiales e incluso recursos digitales para que la empresa crezca, e incremente sus ganancias. Esto funciona aún mejor cuando sucede cuando hay una alta demanda de los productos o servicios ofrecidos.
  • Compras inteligentes en el súper. Incluso los préstamos funcionan muy bien para estos casos si buscas ahorrar algo de dinero, pero se te hace difícil con tu salario. El truco radica en conseguir el suficiente dinero para hacer compras al por mayor de productos no perecederos porque así el costo disminuye mucho.
  • Subastas de algo que te interesa. A veces las subastas bajan un poco el precio de los productos, y un préstamo es una solución si logras conseguir una buena oportunidad y no cuentas con el dinero completo al momento.
  • Comprar ropa fuera de temporada. Las prendas que no se vendieron a tiempo bajan mucho de precio porque algunas personas no consideran que estén a la moda, además de que los vendedores requieren vaciar los escaparates para hacerle espacio a la nueva mercancía.
  • Comprar coches. Es posible conseguir uno sin préstamos, pero lo normal es pagar a plazos, lo que aumenta mucho el precio final, así que es recomendable comprar el vehículo de contado.
  • Adquirir una vivienda. Es casi imposible sin buscar financiación por los altos costos de tienen una casa o un apartamente, así que las personas buscan una hipoteca para hacerlo.

Deja un comentario