En verano ¡hidrátate!

con No hay comentarios

Mantenerse hidratado es un consejo que puede repetirse a lo largo de todo el año: puede que hayamos escuchado muchas veces su importancia y necesidad, pero también es posible que no sepamos a ciencia cierta por qué es tan vital beber agua cada día. Para explicarlo de forma breve, podemos decir que no sólo es imprescindible suprimir las toxinas que se van produciendo en nuestros órganos, sino que también sirve para transportar los nutrientes que consumimos y garantizar el pleno funcionamiento de nuestro organismo, entre muchas otras funciones.

Durante los meses de verano hay que estar más pendientes de mantenernos hidratados, ya que perdemos más agua de lo normal debido al calor. Si bien existen determinadas franjas de edad que deben tener más cuidado (personas ancianas, niños, mujeres embarazadas, etc.) lo cierto es que todo el mundo debería tener bien presente cuidarse en este aspecto. Aquí os traemos algunos consejos para disfrutar del verano sanos y a pleno rendimiento.


No toda la hidratación proviene del agua

Si forzarte a beber no es lo tuyo te vendrá bien recordar que existen muchísimos alimentos con un alto porcentaje de agua que te servirán para hidratarte de una manera deliciosa y natural. La fruta es uno de los alimentos más refrescantes para los meses de verano; tanto si la tomas por piezas como si te decantas por zumos, resulta una opción ideal para mantenerte fresco e hidratado. Algunas de las frutas con mayor proporción de agua son la naranja, el melón, la piña y el pomelo. Sea como sea, asegúrate que bebes al menos 2 litros de agua al día, sumando tanto la forma líquida como su consumo a través de alimentos.


Si vas a ejercitar…

Hacer ejercicio es una práctica muy saludable y no se nos ocurriría desaconsejar su realización. Sin embargo, tienes que tener en cuenta que perderás mucha agua a través del sudor y que, por lo tanto, deberás reponer tanto ésta como las sales que pierdas a través de la hidratación. Asegúrate de beber antes, durante y después del entrenamiento para no sufrir percances y procura evitar las horas de más calor si haces ejercicio en el exterior.


Contra la diarrea estival

Una de las afecciones más comunes durante los meses de verano es padecer la llamada diarrea estival; si bien, por regla general, este tipo de gastroenteritis no es debida a factores de gravedad, es importante mantenerse hidratado durante los días que dure, ya que perderemos electrolitos y sales necesarias para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Por eso, además de agua, deberemos reponer dichos componentes con sueros especiales; para paliar los efectos de las molestias que ocasiona la diarrea estival, resulta de gran utilidad recurrir a medicamentos específicos para esta dolencia.


Y recuerda…

… que no hace falta tener sed para tener que hidratarte. En realidad, la sensación de sed significa que beber constituye una necesidad inmediata, pero consumir líquidos de forma recurrente a lo largo del día nos sirve para prevenir y para mantener una buenos niveles de hidratación en el organismo.

Dejar un comentario