Cómo ahorrar comprando comida

con No hay comentarios

Seguramente has vivido la experiencia de ir al supermercado, comprar todo lo que crees que necesario para surtirte de alimentos todo lo que resta de la semana o del mes y, cuando te fijas en la factura, resulta que te has pasado del límite del presupuesto que se supone que ya tenías calculado.

Si bien es cierto que no hay un método directo para tener un gran ahorro comprando una gran cantidad de comida, también existen unos cuantos tips que te permitirán tener un ahorro bastante notorio en tus compras regulares. No es necesario que optes por pedir préstamos online para comprar más por menos, solo necesitas comprar de una forma más inteligente.

Algo simple pero extremadamente útil para administrar tu dinero, es ir a comprar con una lista que contenga todos los alimentos que necesites.Esta lista también deberá incluir el precio de cada producto y una suma del gasto total. Es muy importante tener en cuenta que, dicha lista de compras debe ser totalmente respetada, la debes seguir al pie de la letra. No te servirá de nada tenerla si compras alimentos que no están en la planificación

Muchas personas están acostumbradas a comprar la comida que lleva a casa semanalmente o, incluso, hay quienes lo hacen a diario. En sí misma no es una mala idea, pues te permite siempre estar al tanto del movimiento de los alimentos en el mercado, sin embargo, para fines ahorrativos, no es una opción muy viable.

Lo más recomendado para mantener tus ahorros a salvo es la de comprar todos tus alimentos mensualmente. De esta forma, puedes organizarte y administrar los alimentos de una mejor manera que si lo haces semanalmente. Hay personas que incluso optan por pedir préstamos sin intereses para comprar la comida de hasta dos meses, puede verse como algo contradictorio, pero al final es ahorro es bastante evidente, gracias a que se pueden adquirir al mayor algunos productos que no caduquen en ese tiempo, como enlatados o envasados, y hasta artículos de higiene.

Constantemente los mercados y supermercados realizan y publicitan ofertas muy interesantes para sus compradores. Muchas de esas ofertas están compuestas por alimentos que se producen en la temporada actual, como frutas, por ejemplo. Localiza esas ofertas de 2×1 o 3×2 y aprovéchalas al máximo.

La gran mayoría de las personas hacen sus compras los fines de semana, esto implica que los mercados están saturados, hay largas filas esperando por pagar, y la desesperación muchas veces es inminente. Haz un esfuerzo por comprar entre semana, dedícale una mañana o una tarde después del trabajo para que puedas elegir y pensar con mucha calma, de esta forma no compraras impulsivamente para irte a casa lo antes posible.

Deja un comentario