Un sistema de reservas turísticas óptimo

con No hay comentarios

Buscar un alojamiento turístico que se ajuste al cien por cien a lo que vamos buscando para nuestras vacaciones implica esfuerzo. Parte de esa responsabilidad, es decir, la de ejecutar la búsqueda y efectuar la reserva, es nuestra, pero la otra mitad es del software de apartamentos turísticos y por lo tanto de las facilidades que las agencias de viaje o los sitios web de reservas pongan a nuestra disposición. Lo único que tenemos que hacer es introducir lo que buscamos en un buscador, valga la redundancia, pero es importante que ese buscador arroje exactamente los resultados deseados.

Por ejemplo, puede que estemos buscando un hotel de tres estrellas, con una buena oferta vacacional a media pensión, y tal vez un dormitorio estándar con una cama de matrimonio. El channel manager debe estar programado para entender el lenguaje de búsqueda de los usuarios, buscar las alternativas que más se ajusten a lo que pregunten y ofrecerlas. Debe estar capacitado también para dialogar con las personas que realizan la búsqueda para, de esa manera, ofrecer siempre otras opciones, posibilidades en las que los clientes potenciales tal vez no hayan caído.

A la hora de construir un buen sistema de reservas, por lo tanto, no solo entra en juego la agencia, que debe introducir en la base de datos todas las ofertas de viajes y de alojamiento disponibles, sino también el profesional informático. Será esta segunda persona la encargada de programar el sistema de una manera aceptable para que la interfaz sea cómoda, legible y amigable, para que la usabilidad web permita reducir al mínimo los tiempos de carga, y para que la accesibilidad cumpla con todos los requisitos de acceso mínimos para las personas con problemas visuales o auditivos.

De esta manera, se ofrecerá a cualquier persona que vaya buscando un buen paquete vacacional un servicio óptimo de atención al cliente, lo que incidirá luego positivamente en la valoración que esas personas hagan luego del sitio web y, por lo tanto, en su fidelización. Lo mejor que puede ocurrirle a un sitio web de reservas es que los clientes quieran repetir.

Deja un comentario