Cómo aprender sobre equitación por distintas fuentes

con No hay comentarios

No hay nada más bonito y gratificante que interactuar con otro ser vivo. Si además lo hacemos en el contexto de aprendizaje de habilidades concretas, mucho mejor. Estamos hablando, por ejemplo, de deportes como la hípica, que nos permite establecer una relación bonita con un caballo, y al mismo tiempo aprender todas las técnicas y oficios de este bonito deporte que, por desgracia, es minoritario en nuestro país. No obstante, en internet existen muchas maneras de aprender más sobre él, al menos mientras esperamos a que la pandemia del coronavirus nos ponga fácil la posibilidad de ir a clases y aprender de manera directa. Una de esas formas es visitar una tienda de equitación online.

Una tienda online especializada en este deporte nos puede dar unas sencillas claves sobre qué se necesita para practicar equitación. Por ejemplo, buscando a fondo y haciendo uso de la paciencia necesaria para aprender, en poco tiempo podemos saber cuántos tipos de sillas de montar a caballo existen, y cuáles son las mejores tanto para principiantes como para profesionales. Por otro lado, este aprendizaje en tiendas de internet lo podemos combinar con blogs también especializados, que nos hablarán de las técnicas de salto o trote que existen, o vídeos de internet de competiciones oficiales, tanto regionales como europeas o mundiales.

Si tenemos los cinco sentidos en alerta y tenemos plena disposición a aprender de verdad, podremos combinar todas las fuentes de las que estamos extrayendo conocimientos. Por ejemplo, los accesorios de equitación que veamos en la tienda, luego podemos verlos en profesionales del deporte en las competiciones que veamos en vídeo o en televisión; y al mismo tiempo, podremos deducir cuáles de esos materiales son los más adecuados para las técnicas sobre las que leamos en blogs de internet.

Sea como sea, es difícil aburrirse aprendiendo sobre hípica, sobre todo si ya partimos de lo que tal vez sea lo más importante en este tipo de disciplina: el amor hacia los caballos, que debe ser siempre respetuoso y cariñoso. Estos preciosos animales no se merecen otra cosa que sentirse queridos y cuidados por sus jinetes.

Dejar un comentario